En oración, la abeja

—si osáramos soltarnos, descubriríamos
que no nos apoyábamos sobre nosotros: que siempre estuvimos sostenidos, (Hugo Mujica)

—“sólo puedo creer en un dios que baile”. (Zaratustra)

—engendrada / por el sagrado Caos, / se siente nuevamente el entusiasmo (Friedrich Hölderlin)

—”Señor Cocteau, en caso de incendio, ¿qué salvaría usted de este museo?”. Y el dramaturgo respondió tras una pausa: “Salvaría el fuego”

—Juan dijo: Un hombre no puede recibir nada si no le es dado del cielo (Juan 3.27)

—”El poder esta muy lejos de la poesía y muy cerca del crimen” (Hugo Mujica)

—Y acontecerá que la vara del hombre que yo escoja, retoñará. (Números 17.5)

—“Fue el orgullo que cambió ángeles en demonios; es la humildad que hace que los hombres sean como los ángeles”
Agustín de Hipona

—El místico libra una guerra en su interior /
Todo místico es un ser solitario, que intenta
trabajar con su alma / Si el Tercer Templo se reconstruye,
entonces volverá Yeshúa. / El Reino de Dios del místico
es peligroso porque cree en la libertad del alma. / Para todo místico,
el poder humano no se puede comparar con
el poder divino. Dios es el verdadero y único poder,
el Dios – Ein Sof (el Dios padre) (Mario Saban)

—El misticismo (la cábala hebrea) no desea un cambio político,
desea un cambio que opere en el interior del alma humana. Y ese
mensaje espiritual de la cábala es el mismo mensaje de Yeshúa de
Nazaret. (Mario Saban)

—Los discípulos le dijeron a Jesús:
“Dinos a qué se parece el reino de los cielos”.
El les dijo:
“Es como una semilla de mostaza más pequeña que todas las semillas,
pero que al caer en tierra preparada
produce un gran árbol
y llega a ser refugio
de todos los pájaros del cielo”
(Mario Saban)

—Cada alma debe sentir el poder de su propia potencia,
su realización única e íntima con Dios,
la no necesidad de intermediarios
que solo constituyen la prueba de los miedos del ser humano.
(Mario Saban)

—La semilla muere en profunda confianza; el árbol nace. (Osho La semilla de mostaza)

—Como hacia todo lo que es frágil, como hacia todo lo que está viviente,
el vínculo con la realidad es una relación de fe y no de certezas. (Hugo Mujica)

—“Llámame y Yo te responderé y te mostraré grandes y poderosas obras como nunca antes hayas visto” (Jeremías 33,3)

—“Cuando te pares en plegaria, sabe ante Quien lo estás haciendo” (Talmud)

—Hay en nosotros algo que debe llamarse divino y por lo
que permanecemos cerca de Dios: el movimiento por el
cual nos borramos: el abandono… de lo que creemos ser,
retiro fuera de nosotros y fuera de todo. (Maurice Blanchot)

—Ni horror vacui ni benedictus vacui. Vacío creador. (Hugo Mujica)

—”Quédate quieto y reconoce que yo soy Dios” (Salmos 46:10)