Skip to main content

sobre el cielo
una belleza descansada

recoge
nuestras confusiones y confesiones

algunas caen al suelo

y germinan como delgadas sonrisas o caracolas
otras se desbrozan como
la arena en un remolino violento de lágrimas

existe una gracia
en esos momentos:

donde lo lejano
se vuelve íntimo y sin tocarnos

nos alcanza

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.