Skip to main content

¿en qué momento obedecer tus razones
fue más importante que dejar correr mis instintos musicales?

los quita alma adoptan muchas formas,
la más peligrosa: cuando por miedo a la soledad,
acepto marchitarme.

– un poder limpio soporta el cielo, sin razón, confío en él

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.