anónima

para qué hablar sino hay nadie que escuche?

a qué le estaría hablando, si allá afuera nadie existe para mí?

no es rechazo, es algo distinto. Allá no hay nadie. NI humanos ni divinos.

puedo inventarme una voz, gritar, cantar, recitar, hablar con tranquilidad

sin embargo estoy sola. Mi voz es muda, no hay quién la mire, quién la reciba,

no hay quién la corrija, quien la imite, no hay nadie.

¿para qué hablar?

¿para quién o qué cosa expresarme?

la voz se volvió callada, invisible, solo audible para mi alma. Sin humanos que le den a mi voz un hogar, un cálido abrazo de bienvenida o un frío y gélido adiós.

¿para qué servirá esta voz? ¿servirá? ¿será vida?
por momentos es como si mi voz se hubiera quedado colgada en algún lugar donde estuve antes de nacer y solo hubiera llegado hasta mis cuerdas vocales una sonoridad hueca, nula, básica y elemental llamada por los animales humanos: hablar.

¿es que no hay oídos para mi voz? hasta el ruiseñor entristece al borracho que termina arrodillado vomitando en algún lugar lúgubre de la ciudad dormida, o los grillos inspirando algún poemario encantado de algún poeta que se cree mago.

mi voz no llega a los oídos, ni siquiera a los ojos. No hace ruido, tampoco ríe.

soy sin voz. mi voz es anónima. tan anónima como algo que escribí y donde existía mi nombre, solo decía anónima.

la voz es algo más que expresión, es alma. alma moviéndose, sonando, vibrando, dejando entrar el silencio, la gracia, la enregía, el poder, la ternura. Es el portal por donde la luz de las estrellas siembran almas. mi voz quedó atrapada entre mundos. darle cuerpo en este escrito es como hacer el amor con el espacio en blanco una y otra vez y dejar nacerla. por eso escribo, para nacer una y otra vez, en la luz de las estrellas que se vuelven palabras, palabras que llegan hasta los humanos…quizá yo también me revista de humana, me quite la piel de animal y me preste al alma, que como buena anónima nos nombra a todos, sin excepciones.

ser anónima, un antídoto natural para combatir el orgullo.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top