La buena taza de té

aún
suena el río,

hay música en los fresnos,

resplandece amarilla,
salvaje

sobre
el hocico frío
de un zorro gris.

cuando bebes por la mañana
la cobriza
infusión:

lo sé, lo sabes.

un
himno sagrado amanece
en tu taza:

es el gozo inquebrantable
de la tierra

que
se ofrenda entera
para saciarte.

ɐ u ǝ ɹ o L
ǝ l ɐ ɔ o ı C

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top