sólo divina

alguna vez le dejé caer el mar.
la lluvia y la indiferencia cayeron sobre ella,
fue un hogar majestuoso la noche:
le cosía botones plateados en su vestido de cielo
solo para que se sintiera más bonita cuando la luna se iba a visitar las tumbas.
pero hubo un día que una delicada forma de esperanza la devolvió a la orilla
¡misterio sorprendente!

-la voz es divina

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top