Skip to main content

Cuando la voz no tiene permiso para existir. Mi voz.

Me ahogo en ruidos pero me niego a morir y salgo a comprar una plantita de verbenas.

Es mi última esperanza y tiene el color de la infancia.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.