Skip to main content

invoco
el
silencio más perfecto que hay

entre
las ramas caprichosas de los abedules

mi
corazón
se lava la mugre enloquecida

en
un río espeso de plata

bebo
de las fauces de un ángel enamorado de otro ángel

¿qué clase de belleza podría saciarme así ahora?

ahora
que
he muerto

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.